Alimentos y productos racionados en Cuba: ¿el pueblo qué piensa?

Anuncio


«Desde el anuncio del cambio de vigencia del título III empezamos a tener casos de proveedores e instituciones bancarias que no quisieron operar con nosotros».

Las autoridades gubernamentales de Cuba han asegurado ante los medios deprensa que el pueblo cubano se halla de acuerdo con la racionalización dealimentos y productos de primera necesidad en el país.

La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez,ha ratificado en los medios de información nacionales que la mayoría del pueblode Cuba se encuentra de acuerdo con las recientemente anunciadas pero yaesperadas medidas sobre la racionalización de alimentos y algunos productos deprimera necesidad en la Isla.

En una intervención de la ministra de Comercio Interiorde Cuba en el programa de la Mesa Redonda de la televisión nacional, lafuncionaria aseguró que Estados Unidos es el culpable de la actual escasez alimentaria, tan profundamenteagudizada en los últimos meses en el país, una crisis que afecta a los cubanosno solo en materia alimentaria. La ministra apuntó a la entradaen vigor del título III de la Ley Helms-Burton,como una de las causantes de la situación económica que atraviesa el país.

«Hay matrices de opinión diferentes, la mayoría las tomacomo buenas e incluso se insiste en que sigamos racionalizando productos»fueron las declaraciones de la funcionaria con respecto a la aceptación por partedel pueblo de Cuba de estas medidas.

En palabras de la ministra de Comercio Interior de laIsla: «Desde el anuncio del cambio de vigencia del título III empezamos a tener casos de proveedores e instituciones bancarias que no quisieron operar con nosotros».

Y según agregó: «Esto ha llevado a un desabastecimiento ycon ello el acaparamiento, la incertidumbre, el pánico».

Betsy Díaz Velázquez subrayó en su intervención que «sehan adoptado medidas para garantizar productos prioritarios y aumentar las ofertasde pollo, el aceite o el huevo» y que «La carne de cerdo aunque se vienerecuperando no lo logrará hacer hasta el segundo semestre».

Anuncio


De acuerdo con sus declaraciones: «Se han ido adoptandodecisiones que nos permiten aumentar las ofertas a la población. Un mercadodesabastecido no se estabiliza en corto tiempo».

Como un «reordenamiento en algunos sectores» definió lafuncionaria las medidas establecidaspor el gobierno, y que son una respuesta, según sus palabras, albloqueo de Estados Unidos.

De acuerdo con la ministra de Comercio Interior de Cuba,la política de del gobierno de Cuba «no es seguir incorporando productos a lacanasta normada, y sí a los mercados de oferta y demanda».

A lo que agregó que la situación presente tiene un carácter"coyuntural" y estas medidas pretenden lograr la "mayorequidad".

Aunque la funcionaria culpó a Estados Unidos por lacrisis actual que atraviesa Cuba, los problemas para importar alimentos al paísson anteriores a la entrada en vigor de la Ley Helms-Burton, pues la Ley entróen vigencia el 2 de mayo.

En el pasado mes de marzo, el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel aceptó ante los medios de prensa laescasez de alimentos básicos, tales como el aceite vegetal,pan, huevo y pollo.

La escasez y desabastecimiento que sufre Cuba se extiendea todas las tiendas de productos liberados, ya sean tiendas en moneda nacionalo en divisas.

Anuncio

Suscríbete a nuestro boletín




¿tu reaccion?



conversaciones de facebook